sábado, 15 de diciembre de 2012

'CHINO' RIVERA CUENTA LOS SECRETOS DEL ÉXITO DE VALLEJO



El DT del líder del campeonato reveló a elcomercio.pe que estuvo a punto de irse del club trujillano por la huelga

La Universidad César Vallejo es líder del torneo Descentralizado, p

ero nadie habla del equipo. Su técnico, Víctor Rivera, respondió por qué. Además, confesó que en un momento pensó que no seguiría en el club. Habló de la selección y del poco respeto que se tiene hacia el entrenador peruano.

¿Qué se siente ser puntero?

Una sensación de tranquilidad en cuanto a lo profesional. Recuperar el reconocimiento, cariño y respeto a pesar que el año pasado pasé momentos muy duros.

¿Por qué decidió entonces quedarse en Vallejo tras pelear el descenso?


Fue un año raro. Muy duro. Estoy contento por la recuperación. Nunca dudé de la capacidad y contento por la respuesta del grupo, el lado humano del equipo fuera de la cancha y porque se han adaptado a la idea de juego, entendieron la idea que es luchar el torneo y tener protagonismo. Pero no nos mareamos con ningún elogio. Siempre confié en mí, le agradezco a Dios por la experiencia que me marcó mucho.

¿En qué varió su mensaje respecto al del año pasado?


Es el mismo. Este es un nuevo grupo. Vallejo no tenía que haber pasado lo que pasó el año pasado, pero lo asumimos como hombres. Fue una prueba dura, pero siempre dimos la cara. Si otro técnico salvaba la baja se iba a decir ‘le cambió la cara al equipo’, y mira, este es otro Vallejo y soy la misma persona, la que ha logrado darle vuelta a las cosas.

Se habló mucho de Vallejo el año pasado porque peleaba la baja, pero hoy no se habla nada porque está puntero ¿le molesta?

Sería desubicado y pretencioso de mi parte. El tiempo es el mejor aliado de uno. Desde que empecé en esta carrera estoy en silencio. Pero es el prototipo normal de los peruanos, cuando hay algo malo se remarca y cuando hay algo bueno, no se dice. Al peruano no se le reconoce los méritos, lo sé desde niño y ahora no ha cambiado. Los peruanos no tenemos mucho autoestima.

¿De qué depende el éxito de Vallejo?

De una suma de detalles. Primero creer en uno como técnico, por haberme permitido elegir mi plantel. Que la directiva haya creído en mí. Además, el equipo, jugadores con dedicación, inteligentes, y superando los momentos difíciles.

¿Y cuál ha sido el momento más difícil?

El de la huelga. Un momento difícil que no se sabía si continuábamos o no. Incluso saqué todas mis pertenencias de la concentración porque pensé que ya no seguíamos.

¿Es una ventaja deportiva que la ‘U’ y Alianza peleen abajo, que Cristal y San Martín sean irregulares?


A mí me gustaría que no se me den las cosas porque otros anden mal. Eso es como el vecino envidioso que anda mirando al otro si algo malo le pasa. Sería pensar muy cómodamente. Que sea por el esfuerzo nuestro. Es la gran oportunidad que tenemos de hacer un buen trabajo sin compararnos con nadie.

¿Cree que se respeta poco al técnico de nacionalidad peruana?

Sí, deseo que el técnico peruano recupere o gane o, en algún momento, sea de prestigio, respeto, que no tenga que ser preso de cosas polémicas. O que se le subestime y se le tenga que tomar una foto parado de manos para que tenga derecho a la opinión. Mira a Farías, de Venezuela, ganó solo un campeonato de segunda. ¿Qué más tiene que demostrar uno para tener una oportunidad? Nadie nos da importancia.

TEMA SELECCIÓN

¿Qué opinas de la campaña en Eliminatorias?

Es un momento difícil. Pero en la siguiente fecha tenemos la gran oportunidad de sumar seis puntos como locales. Recuperar confianza, darle la paz y tranquilidad al comando técnico para que tengan la facilidad y calma de plantear los dos partidos que se vienen y recobrar el camino.

¿Alguna vez se le lesionaron tantos jugadores como a Markarián?

Sí, en Cristal se me lesionaron muchos. Nunca pude tener un once fijo y al final me la llevé. Lo asumí, pero me quedó a mí que no tuve la suerte de poder tener a mis jugadores al 100%. A veces pasa. Se ha dado esa coyuntura difícil que afecta.

¿Cómo califica lo de Paolo Guerrero?

Superlativo. Tengo que sumarme a la lista de gente que vuelca un reconocimiento, admiración y orgullo por la entrega que muestra. Es contagiante y está reafirmando lo bien que lo hizo en la Copa América.

Lo pongo en aprietos ¿debería ser él el capitán de la selección?

(Risas) No me gusta hablar de eso porque soy técnico de Vallejo. Tengo que elegir a mi capitán y se respeta al ‘profe’ que tiene que elegir quién es el capitán.

¿Es muy difícil cambiar de capitán siendo técnico?

A veces. El capitán se elige por diferentes factores. El técnico es quien tiene la potestad de elegirlo por las razones que crea convenientes, como ascendencia, liderazgo.

¿El factor de identificación con la afición lo toman en cuenta?

Sí, pero hay jugadores que no necesitan llevar la cinta. La gente ya los quiere, respeta y valora. Pienso que la cinta encierra un mensaje simbólico, pero hay algunos que son capitanes sin necesidad de llevarla como Héctor Chumpitaz, nuestro eterno capitán.

La última, ¿si usted tiene a Pizarro y Guerrero en su equipo, a quién le da la cinta?

(Risas) Me pones en una. No sé, no me gustan los supuestos, pero tendría que trabajar en el día a día para saber a quién se la doy.

elcomercio.pe